Viejo, mí querido viejo…

 Viejo, mi querido viejo.
Crónicas de una Ciudad Ficticia.
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.


             Mi Ciudad Ficticia, mi País Artificial, están tan llenos de historias y tan llenos de verdades… que me alejan de la realidad, conmemorando hermosos momentos, que hoy son, difíciles de olvidar…   

Quijote incansable de la justicia.
Enemigo intolerante de la desigualdad.
Adalid acertado en la nave de su destino,
Que en puerto seguro, ha sabido llegar.

Amigo de los amigos,
Dicharachero alegre, tal cual,
Maestro inefable de la cordura,
Sincero y Cordial, por demás…

En una agradable tarde de octubre,
Que a su morada, fui a parar,
Me recibió con los abrazos abiertos
Y palabras que jamás podré olvidar…

Sesenta y seis años tengo,
Sesenta y seis años es mi edad.
¡Quisiera tener quince años!
Sin perder la realidad
Que la experiencia.
Y la vida me han dado.
¡Sin perder esa bondad!

No perdería cosecha en prisiones,
Que perjudican, a temprana edad.
Volver a disfrutar como un crío
Los días de mi ingenuidad...

Devolverle tiempo al tiempo,
Y  disfrutar esa edad.
Haría su estancia más noble,
Ahora que está lejos de su ciudad…

Acomódese como pueda
 Y bienvenido a mi hogar…
Todos cometemos errores
Y por eso nos han de juzgar…
Ahora le digo estas frases,
Y espero nunca las vaya a olvidar…
   
“Aproveche su tiempo en la tierra
Que después no hay vuelta atrás.
La vida es una sola
No se puede desaprovechar.
Nunca de la espalda, a quien lo necesite.
El universo se encargará,
De reconocer sus buenas acciones
Y saberlas recompensar.
Siempre hay alguien, que sabe más que uno
Ha ese también podemos ayudar…
Debemos ser siempre humildes
Y aprender a perdonar,
Todos somos hijos de un Dios,
No lo podemos olvidar…
¡Dios te Bendiga! esta y todas las noches…
Y ahora, váyase a descansar”


            Todos tenemos cicatrices de un pasado doloroso. Algunas son causadas por nuestros errores…  pero algunas son la huella de Dios que nos ha sostenido con fuerza para que no caigamos en las garras del mal.
            Recuerda que si te ha dolido alguna vez el alma, es porque Dios, te ha agarrado demasiado fuerte para que no caigas….


Gracias por leerme.
Gracias por leer Las Crónicas de una Ciudad Ficticia.
Dios te Bendiga.
Cuídate y cuida de tus amig@s y familiares….

Esta ciudad es ficticia, la tuya es real…

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por leerme y por comentar... me alegra que le haya gustado. Feliz dia.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. BUEN!! ESCRITO PARA REFLEXIONAR;;DE DONDE Y PARA DONDE;;!!SI POR MÁS QUE VIVIMOS MÁS QUEREMOS VIVIR;CADA SUCEDER TIENE SU ENSEÑANZA; Y ESO ACUMULADO ES !!SABIDURIA!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Viejo Pariche... todos los días son nuevas ocasiones para aprender. Sino que me lo digas tu, que imagino eres mas sabio que yo.... gracias por comentar. que tengas un buen descanso. Bendición y Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola Talyuno . muchísimas gracias por compartir de verdad cada ves que te leo me transportas a un lugar mágico .. gracia por compartir tu tan valioso tiempo
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofy, gracias por leerme y gracias por comentar,
      Me alegra mucho saber que te agradan mis escritos.
      Mil gracias... un abrazo fortísimo para ti y que tengas un magnifico Día.

      Eliminar