Jamás los llamaré error.

      Por: Talyuno.                 

 Amarte mas no pude.      



Hurgando entre los escombros 
de mi maltratado corazón,
encontré una imagen tuya, 
que me recordó quien soy.
Porque fuiste en mi vida
el más entrañable amor.
dejaste tú huella prendida
en mi pobre corazón.

Aquel día que te alejaste,
sin pronunciar un adiós,
huyendo entre los ardores 
que  ocasionaba el dolor.
La vida da muchas vueltas
y aquí te encuentro de nuevo hoy,
agradecida y contenta en la vida,
sin olvidar lo que sucedió.

En cien estaciones busqué tu cara,
tu perfume y tu perdón
y esa sonrisa que un día
me iluminó sin razón. 
¡No se ofusque amiga mía! 
no quiero ofender a Dios,                  
tampoco procuro ofrendas
que menoscaben tu amor.

Respeto a tu compañero 
¡que pude haber sido yo!
comprendo bien su alegría 
y que juntos estén los dos.
El tiempo no cura nada, 
cuando la cicatriz es del corazón
y el alma vaga perdida,
sin encontrar una ocupación.

¡Alégrate en esta y en tu otra vida!
el destino mostró mi error.
Perdiendo también se gana 
¡Aunque ganar es mejor!          
El motivo de mi venida, 
es que estés cada vez mejor
y volver a mirar el brillo,
que alguna vez me cegó.                                                                    

Camina con  alegría, 
hoy gozas de admiración.                                      
No te arrepientas de nada 
y menos de lo que pasó.
Conmigo aprendiste a amar, 
sin mí, a ser cada vez mejor.
Fui lo bueno y malo en tu vida
lo digo con devoción.

Ahora ¿qué de mi te escondas? 
debe haber una explicación...        
¡No hay mañanas sin días, 
ni atardeceres sin sol!
¡Alégrate amiga mía! 
esta es otra situación,
Las aves vuelan más alto 
y he recordado quién soy.

Encontrémonos con la vida,
el momento de olvidar llegó.
Si fue un daño muy grande,  
más grave me la llevé yo,
y si alguien ha sufrido por eso, 
le juro no has sido vos.
Recuerde esos días bonitos 
que alguna vez vivimos los dos.

Entre la inocencia de  la vida
y un hermoso resplandor,
Aquella tarde en mi casa, 
recuerdo te prometí amor.
Y en lo que a mí respecta,
 a esa promesa, a aquel  día: 
Jamás los llamaré error.”



Gracias por leerme.       
Gracias por leer

Crónicas de una Ciudad Ficticia.
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Que Dios te Bendiga.
Cuida de tus amig@s y familiares.
Mi Ciudad es Ficticia, la tuya es real…

6 comentarios:

  1. Dios mio que profundo, cada vez mas me sorprendo de lo que bueno que te has vuelto y eso me alegra muchísimo, ademas debo decirte que me encanto la historia allí relatada es hermosa, gracias por ser tan consecuente y no fallarnos cada semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola jessica, amiga, gracias por tus palabras. Me alegra mucho que te haya gustado, sabes, son pequeñas historias arrancadas de la vida misma... quisiera poder publicar más veces por semana, pero se me hace muy difícil. gracias por leerme amiga. Feliz dia y feliz semana. Saludos.

      Eliminar
  2. saludos...
    la vida es así
    un constante aprendizaje...
    gracias por seguir mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Magdeli, un gran abrazo... estamos de acuerdo... me gusta tu blog... que sigas bien amiga. Feliz descanso

      Eliminar